Acerca de nuestra política de Transparencia y Código Ético adoptado por la fundación Kurt Martinson, su Directorio en Pleno, Colaboradores y por su Voluntariado:

El Código de Ética tiene por finalizada enseñar los valores que la Fundación KM requiere de sus colaboradores. Dado que en situaciones de Presuntas Desgracias o Personas Extraviadas, es imprescindible entender que existe el dolor y sufrimiento de una familia, la cual sufre un trauma de mayores proporciones, por lo cual busca ser acogida y respetada. 

La Fundación KM, no es una organización racista, clasista o discriminatoria, por lo cual no realizará diferencias de personas.

A continuación todo colaborador, deberá respetar y estar de acuerdo con los siguientes códigos éticos previos a su intervención:

  1. El colaborador no podrá recibir ningún tipo de bien, o dinero en las operaciones de búsqueda, quedando claro que no existe remuneración o agradecimiento de ninguna forma, solo la gratificación de disminuir el dolor de la familia, y apresurar el rescate de la persona desparecida o extraviada.
  2. El colaborador, no podrá revelar información de la búsqueda en páginas de internet, es decir, indicando el lugar donde se buscará o se busca en el caso que sea clasificada la desaparición “Participación de Terceros”.
  3. Todo colaborador, no podrá hacer comentarios inapropiados en ningún momento de la búsqueda. Refiriéndose a: garabatos, opiniones o juicios hacia la familia o persona desaparecida.
  4. Una vez terminada la búsqueda, se les solicitará la mayor humildad y resguardo de la información hacia el exterior, entendiendo que los rumores o comentario o juicios personales afectan a las familias o pueden afectar a una posible investigación.
  5. La Fundación KM guardará la confidencialidad del caso y la situación personal de la familia, lo cual se le exigirá al líder del equipo de Rescate y otros involucrados en el caso.
  6. La Fundación KM no acudirá a videntes, medium u otro tipo, dado que desea profesionalizar las búsquedas, con personal técnico . Sin la intención de ofender estas personas.